• María Teresa Ovando

¿Cómo gestionar una convivencia escolar favorable?

¿Ya leísta la publicación llamada "Definiendo Convivencia Escolar"? Si aún no la has leído, ¡revísala! Te será de mucha utilidad antes de leer esta increíble investigación que hemos encontrado para ti sobre la gestión de la convivencia escolar favorable.


Sabemos que en los últimos años, los estudios de la calidad educativa han destacado entre sus factores al contexto escolar como elemento de relevancia. Entre ellos, el clima escolar ha resultado de creciente interés. Sabemos por un lado que son muchas las variables que inciden en la convivencia escolar y por otro lado que la buena convivencia no ocurre "espontáneamente" sino que se debe gestionar activa y democráticamente.


¿Qué podemos hacer? Un estudio publicado por Benishty y Astor en el año 2005, han especificado tres elementos implicados en la generación de una convivencia escolar favorable:


  1. Establecer normas y políticas claras: Las escuelas con políticas claras y consistentes para abordar la violencia escolar han sido capaces de reducir los niveles de violencia en comparación a otras escuelas sin estas políticas. Es necesario que estas políticas sean acordadas como comunidad (y no unilateralmente) para que sean percibidas como justas por sus miembros.

  2. Mantener relaciones positivas y de apoyo con adultos: El apoyo que los estudiantes reciban de parte de los profesores y de los otros adultos en la escuela incide positivamente en el bienestar subjetivo y social de los estudiantes, en la medida en que la relaciones positivas favorecen la confianza y el compromiso hacia la escuela.

  3. Fomentar la participación de los estudiantes: La participación de los estudiantes en la toma de decisión y en el diseño de estrategias para prevenir la violencia escolar, ha demostrado ser un camino efectivo para reducir los niveles de violencia en la escuela. La participación de los estudiantes es considerada un derecho que aumenta el compromiso y el nivel de agenciamiento de los estudiantes con sus procesos educativos. Dar voz a los estudiantes significa crear espacios de convivencia democrática. Existe evidencia a nivel internacional y en Chile de una mayor participación y sentido de pertenencia de los distintos actores de la comunidad escolar en las escuelas orientadas a la mejora educativa.


Te invitamos a tener en mente estos tres factores ya que pueden ser de mucha ayuda a la hora de querer gestionar la convivencia escolar de forma global en el aula.


Referencias

Benbenishty, R., & Astor, R. (2005). School violence in context: Culture, neighborhood, family, school and Gender. Orxford: University Press.


López, Verónica, Bilbao, M. Angeles, Ascorra, Paula, Moya, Iván, y Morales, Macarena. "La Escala De Clima Escolar: Adaptación Al Español Y Validación En Estudiantes Chilenos." Universitas Psychologica 13.3 (2014): 1111-122. Web.



0 vistas0 comentarios