• María Conzuelo Aguilar

¿Cómo potenciamos a los jóvenes líderes en temas medioambientales dentro del aula como profesores?

Actualizado: may 18

Acorde con el estudio realizado por el Programa de Estudios Sociales y Desarrollo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, sobre jóvenes y medio ambiente para el 2019, se conoce que en Chile, el cambio climático es uno de los aspectos sobre los que hay mayor preocupación entre los jóvenes: el 78,9% piensa que es un problema actual y el 61,7% sostiene que es necesario garantizar el crecimiento económico respetando también la protección del medio ambiente. Además, un 78,4% afirma que sus “acciones individuales tienen consecuencias importantes para el medio ambiente”, destacando la importancia de su accionar frente a la temática. Asimismo, prácticamente la totalidad (97,7%) concuerda en que “todos los países deberían firmar y cumplir acuerdos para cuidar el medio ambiente”.


Con estos datos, podemos reconocer que el tema medioambiental ya estaría instalado en la conciencia de los jóvenes chilenos. Sin embargo, aún nos queda mucho por hacer para generar verdaderas transformaciones. Se necesitan cambiar aprendizajes, rutinas y las acciones más cotidianas. Pero ¿Cómo podemos apoyar a los estudiantes para abordar problemas ecológicos que ellos ya han reconocido? ¿Cómo integramos conocimientos y logros en esta tarea?


En relación con esta pregunta, centrada en el aprendizaje socioemocional y en particular en el libro Eco Education de Goleman, Bennett y Zenobia Barlow; vemos que Carolie Sly, directora de programas de educación del Centro de Ecoliteracy, aconseja las siguientes prácticas que se pueden llevar a cabo:


Práctica 1: Adopción de la sostenibilidad como práctica comunitaria

Las cualidades más sorprendentes entre los activistas, educadores, estudiantes y artistas que aparecen en Ecoliterate son su inteligencia social altamente desarrollada y su conexión inextricable con sus comunidades. Las comunidades son vitales para la supervivencia de todos los seres vivos, y los modelos a seguir en Ecoliterate reconocen la importancia de las redes sólidas de relaciones para realizar su trabajo.


Una estrategia que pueden incentivar los profesores para aumentar el compromiso de sus estudiantes con sus respectivas comunidades es: la Propuesta CONCAUSA, que es una iniciativa de la CEPAL, UNICEF y América Solidaria que busca conocer y difundir propuestas de innovación social. Uno de los casos, refiere a adolescentes que con el apoyo de organizaciones llevaron a cabo jornadas de trabajo multidisciplinario e intergeneracional con profesionales, siendo los mismos jóvenes encargados de diseñar e implementar una campaña para llamar a otros adolescentes gestionado a través de una plataforma web, mecanismo de información, visualización, recepción y conteo de acciones en busca de generar un proyecto sostenible.



Práctica 2: Hacer visible lo invisible

A medida que se amplía la distancia entre nuestras acciones y sus consecuencias, nos volvemos menos conscientes de las implicaciones de largo alcance de lo que hacemos. Por ejemplo, la electricidad en California puede provenir del carbón extraído a través de la remoción de la cima de una montaña en Kentucky. Sin embargo, la devastación para la salud humana y el medio ambiente no es evidente para los del oeste. Nuestro estilo de vida moderno se basa en recursos de todo el mundo, lo que dificulta reconocer la magnitud de nuestro impacto en el planeta y en las generaciones futuras.


Los profesores pueden ayudar a hacer visible lo invisible mediante el uso de herramientas como Google Earth u otras, que permitan exponer a los estudiantes a lo que no ven en el espacio o el tiempo actual, es decir, mostrarles el proceso y de donde vienen los productos finales que consumimos, como por ejemplo el alimento como la leche, los huevos o la ropa de cuero. Otro ejemplo de esto, es lo que realizó Carrillo, investigadora universitaria que trabajó con una escuela para crear una huerta escolar. Esto permitió que los estudiantes se apropiaran de espacios escolares, generarán propuestas frente a problemas ambientales y tomarán acciones para solucionarlos, desarrollando un fuerte liderazgo ambiental.



Práctica 3: Comprender cómo la naturaleza sustenta la vida

Ecolilterate cuenta las historias de personas que realmente comprenden cómo la naturaleza se ha mantenido hace casi cuatro mil millones de años, actuando así en línea con este saber y honrando a la naturaleza como maestra, aprenden lecciones clave, como la importancia de la diversidad de especies, las redes de relaciones y la conservación de recursos.


Los estudiantes pueden recurrir a la naturaleza como maestros y descubrir una amplia gama de estrategias para mantener la vida. Considere la creciente preocupación por la disminución de los suministros de agua dulce y limpia a medida que aumenta la población mundial. Las plantas y los animales emplean estrategias magníficamente efectivas para la gestión del agua, algunas de las cuales tienen adaptaciones potenciales para las comunidades humanas. Por ejemplo, los castores modifican los arroyos construyendo presas que a menudo mejoran el ciclo de nutrientes, retienen sedimentos y mantienen la diversidad de especies. Otro ejemplo de estrategia para la gestión del agua puede ser el caso del Día Cero de la Ciudad de Cabo. Y cómo sus habitantes pudieron racionar el agua. Por ello, los profesores pueden buscar estas iniciativas y mostrarlas a sus estudiantes.


Práctica 4: Desarrollar la empatía por todas las formas de vida

No somos la única especie que experimenta emociones. Los científicos están encontrando abundante evidencia que desafía la creencia de que los seres humanos somos los únicos con capacidades emocionales. A medida que los estudiantes amplían su comprensión y compasión por otros seres vivos, aprecian un principio ecológico clave: una tierra sostenible depende de una compleja diversidad de vida. Al practicar la empatía por todas las formas de vida, es más probable que los humanos actúen de manera que preserven la diversidad.


En el caso de Chile, vemos que, acorde con los resultados del Informe Final de la Universidad Andrés Bello para el 2020, el perfil de los participantes es menos antropocéntrico que el promedio nacional. Esto se observa cuando frente a la frase: “Las necesidades de los seres humanos son más importantes que las necesidades de otras especies animales”, del total de participantes, un 8% estuvo de acuerdo con la frase, 83% estuvo en desacuerdo y 9% se manifestó neutral.


Una forma de aprender a practicar la empatía es mediante el estudio de las capacidades de otras especies. Por ejemplo, el elefante africano es capaz de expresar una amplia gama de emociones, que incluyen alegría, amor, terror, compasión, dolor e incluso estrés postraumático. Para obtener más información sobre esto visite la página de Elefantes inolvidables de PBS.org. Y también, a que como docentes se incentive este tipo de actividades para sus alumnos.


Práctica 5: Anticipar las consecuencias no deseadas

Muchas de las crisis ambientales actuales tienen sus raíces en lo que inicialmente se consideró como brillantes avances tecnológicos. Por ejemplo, durante los últimos 300 años, los combustibles fósiles han impulsado el progreso moderno, pero su extracción y uso también han causado un tremendo daño no intencionado a los seres humanos y al medio ambiente.

Asimismo, y siguiendo con los resultados del Informe del director ejecutivo del Grupo Ciencia + Diálogo, Alejandro Díaz y el investigador Sebastián Lira, podemos ver que el nivel de conocimiento en las causas del cambio climático en los jóvenes en particular aún sigue siendo bajo. La mayoría de los participantes conocen los efectos de la quema de carbón (62,3% de la muestra), del transporte (75,5%), de la deforestación (84,9%), y de la ganadería (45,3%) en el calentamiento global. No obstante en el mismo grupo los participantes atribuyen de forma incorrecta otras causas no asociadas al calentamiento global, como el debilitamiento de la capa de ozono (69,8%), uso de pesticidas (64,2%), uso de aerosoles (60,4%), centrales nucleares (67,9%) y causas naturales (20,8%).


Como profesores, incentiven a los estudiantes para que puedan aprender a aplicar el pensamiento sistémico mapeando el desarrollo y uso de productos, tecnologías o prácticas e identificando consecuencias no deseadas reales o potenciales. Pueden comenzar tomando un invento conocido del pasado, como el automóvil, e identificar todas las consecuencias resultantes, tanto positivas como negativas. Luego, podrían considerar un invento que actualmente recibe atención, como los autos robot que se conducen solos, y discutir las posibles consecuencias no deseadas si se convierten en un fenómeno generalizado.


Finalmente, si tu como estudiante quieres informarte y concientizarse más sobre los efectos que producimos en el medio ambiente, te invitamos a realizar algunas de las tres últimas prácticas: 1) Comprender como la naturaleza sustenta la vida, 2) Desarrollar la empatía por cualquier forma de vida y/o 3) Anticipar consecuencias no deseadas. Y recuerda que en tu casa también puedes ayudar al planeta, por ejemplo, a través del cuidado del agua, cerrando la llave si no la están usando en ese momento, darte duchas cortas, entre otras.


Referencias:

Carrillo, L. (2018). La formación de los jóvenes en liderazgo ambiental como un factor de apropiación territorial. Nodos y Nudos, 5(42), 51-71.


CONCAUSA. (2019). 1000 Acciones por un cambio . UNICEF. https://www.concausa2030.com/wpcontent/uploads/2019/12/Informe-de-avance-1000-Acciones-por-un-cambio.pdf.


Lira, S.; Díaz, A. (2020). Informe Final Estudio UNAB. Universidad Andrés Bello.


Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. (2019).Encuesta elaborada por la PUCV revela que el 80% de los jóvenes no sabe que este año se hará la COP25 en Chile. En: https://www.pucv.cl/pucv/noticias/vida-universitaria/encuesta-elaborada-por-la-pucv-revela-que-el-80-de-los-jovenes-no-sabe.


Sly, C. (2012). Cultivate Social and Emotional Skills with Ecoliteracy. Edutopía. En: https://www.edutopia.org/blog/teaching-students-ecoliteracy-carolie-sly.


0 vistas0 comentarios